MANTENIMIENTOS

La seguridad no acaba con la puesta en servicio de las instalaciones, sino que exige que se mantenga durante toda su vida útil, para lo que los titulares deben emprender intervenciones preventivas basadas en la realización de una adecuada conservación o mantenimiento.

Sus titulares deben mantener en buen estado las instalaciones eléctricas de baja tensión, con la obligación de comprobar su funcionamiento y conservación, mediante la realización de revisiones periódicas, así como disponer del mantenimiento adecuado.

Estas intervenciones se basan en la comprobación de las disposiciones establecidas en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (R.E.B.T.) e Instrucciones Técnicas Complementarias (I.T.C.), en concreto las ITC-BT-05 e ITC-BT-03.

Se tendrán en cuenta también las Ordenanzas Municipales, normas particulares de la empresa suministradora oficialmente aprobadas y las normas UNE de obligado cumplimiento.

Call Now Button